Quien Soy
“Nada es lo que Parece…Mira más allá”


¡Hola!   Soy Begoña Pabón… ¿Me dejarías compartir contigo  una historia?...

Habla de una chica… una chica de unos 22 años… Siempre fui una persona diríamos “conservadora”… aquella chica que hacia lo correcto, lo esperado… buena estudiante, buena hija, buena hermana… ponía voluntad y empeño y las cosas salían y mis padres estaban realmente orgullosos de mi… Y paso a paso en ese devenir…  me encontré a punto de terminar una brillante carrera de Medicina en la Universidad de Navarra. Parecía que mi destino empezaba a estar bastante claro.  Pero… Nada es lo que parece… 


Ya casi terminando mi quinto año una inquietante pregunta  empezaba a rondar mi cabeza… “¿Me veo en este papel de medico mis próximos 40 años?”.... Y cada vez que me lo preguntaba y me lo imaginaba, más extraño se me hacia… ¡Horror! Uff!!! ... “¿Cómo iba a gestionar esta idea justo ahora?”.. A punto de terminar mi carrera, con una tremenda inversión pendiente…  ¿Qué iba a hacer ahora?... ¿Qué opciones tenia?...  Esos eran mis pensamientos a cada momento…


Solo había 2 opciones… seguir…terminar… hacer mi residencia y seguir el camino supuestamente trazado…Era lo que parecía “lógico”…  o dar un giro de 360 º… Virar mi barco hacia otro rumbo…Dejar de ser “lógica”… y entonces… ¡Sucedió!...  apareció “la princesa de mi cuento”… el deseo anhelado de mi historia…  Surgió mi gusanillo escondido y acallado del mundo de la empresa… Quizás por la profesión de mi padre… quien sabe porqué… pero apareció… ¿Cómo abordar tan tremendo cambio? Y  sobre todo… ¿Cómo explicárselo a mis padres en ese momento?... Decir que sentía miedo es poco decir… 


Tomé la decisión… terminé mi carrera y me embarqué en la ardua tarea, después de 6 años de Medicina, de estudiar un MBA  en IESE y enfocar mi vida profesional al mundo de la empresa… ¿Y por qué no?... Medico y Gestor, una combinación apropiada… Ya tenía mi visión, la energía de mis pilas…  Ya había tomado una decisión… Miedo, pánico, sudores fríos... pero lo hice… lo comuniqué, busqué la forma y me puse manos a la obra con ilusión y energías renovadas. 

Todo parecía ir bien… un gran reto pero paso a paso, con trabajo, disciplina, tesón e ilusión iba avanzando en esos 2 años y consiguiendo resultados…tenía el apoyo de mi familia, de mi equipo de trabajo, eran mis compañeros de viaje…mis aliados… y al final… Ya estaba…Lo tenía… Ya podía salir a comerme el mundo…ya era toda una “ejecutiva agresiva”…jejeje.  Iba a encontrar mi gran puesto de trabajo en décimas de segundo. 

Pero… nada es lo que parece… Ya terminado mi MBA, rebosante de ilusión y ganas y también repleta de deudas de mi proceso de formación salí a por ese ansiado puesto de trabajo...iba a ser la gran gestora de los Hospitales de este país pero… las entrevistas no iban bien… “no tenía la experiencia” me decían… ¿Y qué hacer entonces?...No podía quedarme parada…  Me asaltaron todos los fantasmas… todas las dudas… Empecé a pensar y entonces mi padre que había hasta ese momento respetado mis deseos me dijo una frase que lo cambió todo…“Hija… no renuncies a lo que quieres ser y piensa en lo que sabes…nada es lo que parece a primera vista, mira más allá de lo que tienes delante”… “ Y eso cambió mi camino… 


Busqué en las famosas entonces “paginas salmón” de los periódicos nacionales… allí estaba… el mundo de la visita médica… me sobraban aptitudes pero…Necesitaba dinero y necesitaba experiencia… tomé perspectiva, di un paso atrás y me fui a por ello… Y eso cambió mi rumbo completamente… me dieron mi primer trabajo a la primera entrevista que apliqué… trabajé duro… aprendí lo que no sabía… y mi viaje empezó a mejorar… Una nueva oferta en una Gran Multinacional, una carrera directiva en pocos años… al frente de una unidad de negocio de casi 7 millones de euros en solo 3 años… Me equivoqué muchas veces pero aprendí muchas cosas, viajé a lugares que ni me había planteado,   me vi envuelta en grandes cambios de políticas  y normas y aprendí a sortearlos logrando cada año los objetivos propuestos, me vi trabajando y dirigiendo a personas de muy diferentes perfiles, conviviendo con jefes de muy diferentes estilos y sin embargo… mi carrera fue progresando día a día, paso a paso hasta completar un largo recorrido de casi 14 años.  “Nada es lo que parece a primera vista si miras más allá”…esa era la frase que seguía siempre presente en mi viaje. 


Lo había conseguido… tenia lo que quería y sin embargo… de nuevo el gusanillo de mi mente atacaba… ahora quería algo mas… quería ir un paso más allá… aunque ahora contaba con una ventaja… ya lo había hecho una vez y lo había logrado…¿Por qué no una segunda vez?... Y entonces fue cuando tomé mi tercera gran decisión… De nuevo tomé perspectiva… me paré… analicé mis opciones, me volví a plantear mis dos caminos y finalmente lo hice… cambié mi mundo “empleado” por el mundo “emprendedor”… Volvió a aparecer la princesa del cuento… la meta a lograr… Quería ser mi propia jefa… quería estar más cerca de los logros de otros, quería poner mi conocimiento y mi experiencia al servicio de otras personas en situaciones similares a la mía hasta ese momento para ayudarles a cambiar sus resultados y disfrutar con ello… Y lo hice…me convertí en Coach & Mentora para el Desarrollo del Liderazgo en los Negocios, enfocada a pequeños empresarios/as que necesitaran de una guía, de un apoyo en el camino, de un “Pepito Grillo” que les acompañara en su camino de dificultades y logros para cambiar el rumbo de sus negocios. 

 Hoy, 9 años después de esa decisión estoy encantada con mi profesión… he acompañado a más de 30 pequeñas empresas (dueños de negocios)  en sus procesos de transformación de resultados de negocio, de gestión de sus equipos, de transformación de su cultura de trabajo, de mejora de su productividad , y por supuesto, he aprendido muchísimo con ellos. Ha sido duro… han vuelto a aparecer las piedras en el camino… momentos duros, cambios, iniciativas sin éxito aparente… pero de nuevo mi “frase mágica” aparecía… ““Nada es lo que parece a primera vista si miras más allá” y me impulsaba a seguir… a tomar perspectiva, a buscar ayudas, a diseñar nuevos proyectos… 

Me he apasionado cada día mas por lo que el liderazgo puede hacer por las empresas y organizaciones y por todos los aspectos prácticos que conlleva y he podido ayudar a algunas grandes empresas en procesos de desarrollo de liderazgo (comercial básicamente)  y aprender de esas experiencias para compartirlas con mis clientes empresarios/as. 

Disfruto acompañando a empresarios y directivos en la búsqueda de su líder interior, descubriendo con ellos paso a paso sus habilidades y competencias todavía dormidas a la espera solo de un “despertador” que las deje volar… Y ese trabajo es además mi modo de vida… ¿Qué más podría desear?... 

Me encantará conocerte si tu, empresaria/o crees que necesitas ese “Pepito Grillo”  que te acompañe a descubrir tu líder interior y dar un vuelco a tus resultados empresariales y a los de tu equipo, disfrutando de una mejor calidad de vida personal. Si tú eres una de esas personas, si no te asustan los retos, si sabes valorar el esfuerzo y sientes “ese gusanillo” que te impulsa a ir un paso más allá…estaré esperando conocerte. Seguro que de la mano podemos conseguir grandes logros para ti. Y recuerda…”nada es lo que parece a primera vista… siempre se puede mirar más allá”… 

¿Lo hacemos  juntos de la mano?... Entonces mi más cordial bienvenida a esta espacio de crecimiento profesional y aprendizaje…