doscaras

Dos Elementos Claves para tu Exito

Déjame que te cuente una historia…Érase una vez…

Un león se encontró con un grupo de gatos que conversaban. «Voy a comérmelos», pensó.

Pero, extrañamente, empezó a sentirse más tranquilo. Y decidió sentarse con ellos y prestar atención a lo que decían.

-Mi buen Dios, -dijo uno de los gatos, sin darse cuenta de la presencia del león-, ¡Hemos rezado toda la tarde! ¡Hemos pedido que lluevan ratones del cielo!

-Y, hasta ahora, ¡no ha pasado nada! -dijo otro-. ¿Será que el Señor no existe?

El cielo permaneció mudo. Y los gatos perdieron la fe.

El león se levantó y siguió su camino pensando: «Hay que ver lo que son las cosas. Yo iba a matar a estos animales cuando Dios me lo impidió. Y, sin embargo, ellos han dejado de creer en la Gracia Divina: estaban tan preocupados por lo que les faltaba que no repararon en la protección que recibían».

¿Te ha resonado esta historia?… ¿Te has sentido identificado?… ¿Que papel era el tuyo…el león o los gatos?…

¡Cuantas veces no nos pasa que estamos tan preocupados por lo que no tenemos  y lo infelices que nos hace!…  que nos olvidamos de esas cosas buenas que sí tenemos y que son las que nos mantienen enfocados y nos dan fuerzas para seguir en el camino.  Nos han educado desde pequeñitos  para que nos enfoquemos en nuestras debilidades y las mejoremos dejando de lado nuestras fortalezas como si estas no tuvieran valor o mérito.

Sin embargo, un dato curioso y demostrado… las personas de más éxito en el mundo entero tienen en común que se enfocan en sus fortalezas y controlan sus debilidades y las van puliendo una por una, y poco a poco las van pasando del “debe” al “haber”.  Es por eso que para tu éxito personal es de gran importancia conocer el peso que le das a cada una de ellas en tu vida.

¿Y como podemos hacerlo?… La clave para poner a tu servicio tus  “Fortalezas y Debilidades” está en enfocarte en aquello en lo que eres realmente bueno/a; ese talento que te hace diferente y dedicar mucho tiempo en seguir beneficiándote de esa fortaleza, aplicándola a tus diferentes entornos y circunstancias,  y dejar de poner foco consciente en  tus debilidades  para poco a poco ir abordando cómo puedes relacionarte con ellas. Puedes hacer una lista de esas debilidades a modo de plan de acción y mejora  e ir enfrentándolas una por una (en ocasiones desde tu mejora y aprendizaje y en ocasiones desde opciones mas creativas fuera de ti).

Muchas veces, no nos preocupamos de hacer un profundo auto análisis de cuales con unas y otras. Algunas personas, tienen la tendencia a enfocarse en sus virtudes, pero cuando caen en un fracaso por causa de una debilidad a la cual nunca le prestaron atención, su frustración es casi inmediata.

 

Voy a compartir contigo un método sencillo que quizás pueda ayudarte a trabajar estos aspectos, especialmente porque lo que a veces tú ves como una debilidad puede que ser una fortaleza y viceversa.

  1. Escribe en una hoja, con tu nombre, tus fortalezas (izquierda) y tus debilidades (derecha) separadas en 2 columnas, y en cada caso cuestiónate con preguntas cada uno de los apuntes que hagas:
    1. ¿para que soy bueno?
    2. ¿Qué hago que realmente me guste y destaque de los demás?
    3. ¿Qué me desagrada?
    4. ¿Qué me hace sentir mal? ¿a que le tienes miedo?
  2. Repite el mismo proceso anterior pero vas a pedirle a un mínimo de 3 personas de tu entorno que te conozcan muy bien que te describa y te cuente como te ve, cuáles cree que son tus fortalezas y cuales tus debilidades. Es muy importante tener otros mapas del mismo territorio.

De esta forma tendrás al menos 3 análisis que te permitan comparar tu propia percepción con la percepción externa y de las coincidencias en las fortalezas vas a poder identificar los pilares básicos para tu éxito. ¿Te vas a poner a trabajar en ello ya?

Es un ejercicio que solo requiere de tu parte 3 comportamientos básicos:

  • compromiso firme contigo misma/o para mejorar continuamente
  • valentía y coraje para recibir esas miradas de otros que no conoces
  • honestidad para analizar los resultados y tomar acció

Estoy segura de que si aplicas este método al aspecto de tu vida que quieras mejorar descubrirás que tienes mas recursos de los que pensabas y que lo que es un aliado en un aspecto de tu vida puede serlo también en otro si lo extrapolas de forma consciente y con foco en el resultado.

Y si eres directivo o empresario y tienes equipos de personas a tu cargo este simple ejercicio puede ser una herramienta muy valiosa para usar con tus colaboradores si realmente apuestas por su desarrollo personal y profesional.

¿Te animas a probarlo?….

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *