Lider Efectivo

Como Ser el Líder a Quien Todos Quieran Seguir

¿En cuantas ocasiones has necesitado dejar salir el líder que llevas dentro para cambiar el curso de los resultados de tu empresa o negocio y por una u otra razon no lo has logrado?… Hiciste lo mejor que sabias hacer… te empleaste a fondo…y sin embargo el resultado no fue el esperado..¿Te suena familiar esta situacion?…

El líder que tu empresa necesita es esa persona que hace lo que necesita ser hecho  para empoderar a su gente a tomar decisiones, compartir información y probar nuevas cosas… todas ellas acciones fundamentales para la innovación y para el desarrollo de tus colaboradores.

Solo de esta forma tus colaboradores estarán dispuestos a asumir la responsabilidad que emana del compromiso. Tu experiencia y tu comportamiento es el espejo en el que se van a mirar tus seguidores para convertirse en los líderes del futuro que hagan sostenible tu negocio y/o empresa  y ese comportamiento debe generar a su vez el ambiente necesario para que  se favorezca el compromiso de tu gente.

Solamente «compartiendo» tu liderazgo podrás alcanzar estas metas.  Y para llevar esto a la practica puede serte útil este listado de 5 comportamientos que puedes implementar desde mañana mismo:

  1. Provoca  y anima a tus colaboradores cualificados a tomar decisiones y solucionar sus propios problemas o desafíos en lugar de que acudan a ti con ellos. Como decía uno de mis grandes maestros… «si acudes a mi despacho con un problema…que sea también con 3 soluciones posibles y juntos podremos elegir la mejor»
  2. Comunica claramente los resultados que esperas (metas claras) pero deja a tus colaboradores que ellos/as usen los medios que consideren oportunos para conseguir dicho resultado.
  3. Practica con frecuencia conversaciones con tu equipo acerca de como puedes darles mas libertad para hacer su trabajo y/o conseguir sus metas.
  4. Escucha activamente en tus reuniones (ya sean individuales o del equipo) sobre como han llegado al resultado… Recuerda las claves de la escucha activa:  atención total, contacto visual, sin juicios, sin interrupciones, haciendo preguntas poderosas para saber mas sobre el tópico que se está tratando, parafrasear las expresiones de tu interlocutor, resumir lo que la persona ha dicho, etc…)
  5. Practica la «no defensa»... cuando tus colaboradores te cuestionen alguna decisión o propuesta no reacciones de forma defensiva… necesitas generar un espacio de confianza para favorecer este tipo de comportamiento y eso no sucederá si te pones a la defensiva.

Si pones en práctica estos 5 comportamientos te aseguro que verás cambios en tu equipo y en tus resultados en un corto período de tiempo.  Además de estas practicas, creo que en tu día a dia y para reforzar este mismo mensaje sería muy útil disponer de 3 simples practicas que te conviertan a su vez en un/a lider eficiente y productivo/a (ver libro «One Minute Manager» de Ken Blanchard):

* Dedica «un minuto» a establecer metas / Objetivos: no será necesariamente un minuto pero no tiene que ser una reunion larga… reuniones precisas y concretas con tus colaboradores para acordar las metas, escribirlas y acordar una forma de seguimiento para saber por ambas partes que se están consiguiendo. De esta forma aseguras que las metas y objetivos se entienden perfectamente y evitas una fuente de ineficiencias.

* Dedica «un minuto» en dar reconocimientos a tu gente cuando las cosas se hacen bien: se trata de estar pendiente del desempeño de tu gente; cuando alguno de tus colaboradores haga algo bien, házselo  saber lo antes posible y sé muy preciso/a sobre lo que hicieron bien; hazles saber que su trabajo es importante para tu negocio /empresa y haz alguna tipo de gesto físico de reconocimiento ( un apretón de manos, un abrazo. etc…)

* Dedica «un minuto» en «reprender» a tu gente cuando las cosas no se hace bien: igualmente si estás pendiente del desempeño es posible que en ocasiones las «cosas» no se hagan de la forma correcta y en estos casos es importante que de forma inmediata y especifica se lo hagas saber.  Se trata en realidad de reforzar el primero de los puntos… ayudar a un mejor entendimiento de las metas y de los procesos para conseguirlas. ¡Muy importante!… hazles saber que lo que estás comentando está centrado en lo que han hecho y nunca len relación con lo que son …aquí debes volver a hacerles sentir que son importantes para tu empresa antes de terminar tu feedback operativo.

Si todos estos comportamientos los acompañas de tus habilidades conversacionales para realmente crear impacto e influencia en los otros, ya no volverás a encontrarte en la situacion con la que empezabamos este articulo nunca mas y tus resultados concretos y tangibles no se harán esperar mucho mas.

Te animo a que revises tus comportamientos actuales y te pongas manos a la obra para modificar lo que necesites… Y si tienes dificultad en hacer tu propio diagnostico te ofrezco una alternativa…

Durante los proximos meses voy a estar ofreciendo 2 sesiones semanales de Autodiagnostico sobre Liderazgo de forma gratuita (on line).

Si quieres ser tu una de esas personas no dudes en ponerte en contacto conmigo y reservar tu cita lo antes posible.

(envíame un email a la direccion: info@liderandotuempresa.com y yo me pondré en contacto contigo).

¿Como Gestionamos Esas Conversaciones Difíciles?…

En tu vida personal, en el trabajo, con tus jefes… Nos enfrentamos a menudo con situaciones complejas  que exigen algo más que hablar en primera persona (asertividad). Sabemos de antemano que se trata de una conversación delicada, difícil, sea por antecedentes emocionales que se han producido, sea por tratarse de una dura negociación o porque el tema a tratar es “complicado”, por no llamarlo “intimo” o de ámbito familiar. En definitiva, se trata de atajar una conversación poco apetecible que nos violenta a nosotros mismos solo de pensarlo.

Ante estas situaciones es posible que no baste con una actitud asertiva, sino tener en cuenta aspectos relacionados con las 3 conversaciones que se producen en este tipo de situaciones:

  1. La conversación del “¿Qué ha ocurrido?”. Hay desacuerdo sobre lo que exactamente ocurrió. ¿Quién dijo esto? ¿Quién hizo aquello?
  2. La conversación de los sentimientos. ¿es válido o apropiado lo que siento? ¿los expongo o los guardo?
  3. La conversación de la identidad. Lo que esta situación significa para mí.

Todo esto se mezcla en un dialogo interior que uno debate consigo mismo a la vez que está metido en la conversación con los demás. ¿Qué ha pasado, que siento, como me veo? …El resultado final puede conducirle a discutir, lo que produce emociones intensas que causan más discusiones. Es un círculo que se retroalimenta.

Tal vez le ayude evitar:

  • pensar que el problema son los otros
  • Discutir sin comprender
  • Estar atrapado por influencias o antecedentes anteriores.

Hay 2 premisas esenciales:

  1. Pensar que debemos aceptar o rechazar

No somos jueces de lo que los demás piensan, sienten o hacen. A menudo en las conversaciones, la gente nos cuenta cosas, mezcla opiniones, creencias y emociones. Pues bien, no tenemos ninguna obligación de aceptar o rechazar lo que nos dicen. Y si cree que si, que algo tienen que decir, es una pura presuposición suya. Cuando usted cuenta cosas ¿espera que le acepten o le rechacen?

  1. Separar la intención del efecto; suponer sobre las intenciones.

Si su intención es hacer daño y lo consigue no será por su intención sino porque el otro se ha dejado herir. Pero  es interesante recalcar el interés por separar nuestras intenciones de los efectos que producen. ¿Cuántas veces, con toda nuestra buena intención, nos damos cuenta de que producimos el efecto contrario al que esperábamos? Lo mismo ocurre al revés; nos tomamos como mal algo que no tenía dicha intención.

Intención  ==> Conducta ==>  Efecto

  • Toda conducta está inspirada por una intención. Al menos una. No hacemos nada porque si, sino porque tenemos deseos, necesidades, impulsos o creencias que convertimos en “motivos”.Esos motivos son razonamientos evaluados emocionalmente, o sea, estados internos que nos empujan a actuar. Los motivos o intenciones son positivos para nosotros mismos, puesto que no vamos a hacer nada en contra nuestra, incluso a costa de saber que tal hecho acarreará consecuencias negativas para los demás.
  • Nuestra conducta puede ser una acción o comportamiento, tanto verbal como no verbal. De esa conducta se van a derivar unos efectos en los demás.
  • Si el efecto que produce nuestra conducta es positivo, intención y efecto concuerdan, o sea, logramos lo que queríamos.Pero cuando el efecto que producimos en los demás es negativo, entonces se establece una contrariedad. La intención es positiva pero el efecto negativo.

Dado que la intención es positiva para uno mismo, lo que ha funcionado mal es la conducta. Por eso, si algo se debe cambiar es la conducta y no la intención.  Por ejemplo… Si decido motivar a mis compañeros de trabajo porque la empresa me ha dado un toque, entonces los reúno y le echo la bronca. La intención era positiva, motivarlos. Pero la conducta ha sido nefasta ya que la bronca ha conseguido el efecto contrario, los ha desmotivado. ¿Qué es lo que hay que cambiar? Obviamente la conducta ya que la intención sigue siendo positiva.

¿Cuando surge entonces el problema?… El problema suele ser que en lugar de preguntar por las intenciones, lo que solemos hacer es presuponerlas, Y si presuponemos las intenciones ajenas tendemos a verlas en negativo, con lo cual ya tenemos la base para entender buena parte de los conflictos humanos.  Tenemos 2 opciones: averiguar las intenciones o presuponerlas.

La clave está en saber distinguir las intenciones de los efectos que producen. Por eso no debemos suponer intenciones sino preguntar por ellas. “No sé cual era tu intención pero me ha hecho sentir así…” o “me doy cuenta de lo que te ha provocado esta reacción pero mi intención era…” .Una conducta asertiva puede separar estas 3 entidades (intención, conducta y efectos) y preguntar por la intención.  Algunas ideas para ello:

  • ¿Cuál era tu intención?
  • Ignoro cual era tu intención pero me gustaría saberla…
  • No entiendo que pretendes con esa conducta…
  • ¿para qué has actuado de esta manera?…
  • No entiendo a que viene esa conducta
  • ¿te importaría decirme que te ha motivado a actuar así?

Un posible modelo de abordaje puede ser: “eso que has dicho (conducta) me ha dolido (efecto); no sé cual era tu intención o no quiero presuponerla (intención) pero ahora me siento mal”

Si conseguimos separar las intenciones de los efectos, tal vez tengamos más oportunidades de cambiar nuestras “certezas” por la curiosidad. Escuchar qué es lo que realmente nos quieren decir. Solo asi ponemos foco en entender verdaderamente al otro para poder crear juntos.

Y a ti…¿que te suele pasar en estos casos?… ¿Como los solucionas?… Me encantará conocer tu opinion y tus opciones.

Gestion del Tiempo

Cinco Trucos Rápidos que Todo Lider necesita para Mejorar su Productividad

Todos tenemos agendas apretadas que generalmente nos impiden hacer todo aquello que deseamos o necesitamos en tiempo y forma y que, a la larga, nos conducen a una falta de “tiempo” (o eso nos contamos…)  y al estrés asociado a ello.

Hoy quiero compartiros algunas prácticas de lideres de éxito que funcionan para lograr que cada uno de tus días sea productivo y sientas que estás a los mandos de tu actividad.

  1. Truco nº 1 – Inicia tu día apuntando en un post-it 3-4 asuntos de los que “debes” hacer en ese día… deben ser asuntos importantes, y no necesariamente urgentes. Mantén esa lista presente durante tu día para encajarla en tu agenda, y si no es posible, antes de terminar tu día, búscales un hueco en los siguientes días inmediatos. Es prioritario que los elimines de tu lista del día en curso si o si.
  2. Truco nº 2empieza tu semana con 5-6 emails máximo sin gestionar en tu correo. Eso quizás implique que hayas tenido que dedicar algún rato el domingo por la tarde para lograrlo, pero te garantiza una mayor eficiencia. Además, trata de atender o gestionar tus correos lo antes posible… la experiencia dice que cuanto mas tiempo tardamos en responder o atender a un correo, mas tiempo demanda esa gestión.
  3. Truco nº 3tomate durante el día pequeños momentos de “descanso y corte” … especialmente si te encuentras en una situación de “bloqueo”… deja lo que estás haciendo, ocupa el tiempo en hacer algo muy diferente y vuelve en 10-15 minutos… tu capacidad de respuesta se verá reforzada y, por tanto, también tu eficiencia.
  4. Truco nº 4 Organiza tu día en secciones. Una primera sección pueden ser las llamadas del día… esas que debes o has prometido hacer si o si en ese dia. Mantenlas presentes para que no pasen a otro dia.

Luego puedes tener una sección de “revisión de tareas”: gestionar esas tareas “pequeñas” del dia a dia, teniendo ya preparados o a mano los documentos o materiales que puedas necesitar para ello.

Y la mas importante… la sección de la “lista de proyectos”es la lista de las tareas que van a hacer que tu empresa o negocio vaya hacia sus objetivos de crecimiento y genere dinero. Son esas tareas que clasificas en A, B y C dependiendo de su nivel de prioridad.  Las tareas A son aquellas que son importantes y deben hacerse si o si en el mismo día y las B son también importantes, pero pueden hacerse en otro momento. De esta forma, como probablemente la lista sea larga, me permito gestionarla según la disponibilidad.  Y será larga, porque cuanto mas tiempo te permitas para reflexionar, mas ideas o acciones tendrás en la lista porque no quieres perder oportunidades.   Y un consejo…. Ten esa lista por escrito… los medios on line están muy bien pero no hay nada mas efectivo que ver sobre el papel lo que si haces o lo que tachas o lo que dejas… es un “prueba” de compromiso irrefutable.

  1. Truco nº 5trabaja con listas. Hay varios tipos de listas: la lista de “las cosas que hacer hoy”, la lista de “cosas mas generales que hacer”, la lista de proyectos y la lista de tareas de largo plazo (aquellas tareas o ideas que has decidido que son importantes que se cumplan para tu empresa o negocio en este año).

Obviamente irán surgiendo nuevas tareas e ideas a lo largo del tiempo…la pregunta previa siempre, antes de asignarla a una u otra lista es ¿tiene que hacerse hoy?...  Y a partir de ahí, revisando las listas, se van pasando tareas de una a las otras.

Obviamente la gestión de tu organización personal y de tu productividad no es tan simple… hay mucho mas que decir al respecto pero espero que estos trucos te sirvan por el momento para aumentar tu efectividad diaria y disponer del tiempo necesario para ser ese líder que tu empresa o negocio necesita.

“Es muy fácil estar ocupados, pero es algo mas duro y complejo ser eficiente”

Te dejo un video donde ademas te comparto algunos trucos mas de productividad… Espero los disfrutes.

Si quieres saber mas o saber como puedo ayudarte a mejorar tu eficiencia y tu organización personal, no dudes en contactarme… Hablaremos sobre tus retos y encontraremos la formula que mejor se adapte a tus necesidades.

doscaras

Dos Elementos Claves para tu Exito

Déjame que te cuente una historia…Érase una vez…

Un león se encontró con un grupo de gatos que conversaban. «Voy a comérmelos», pensó.

Pero, extrañamente, empezó a sentirse más tranquilo. Y decidió sentarse con ellos y prestar atención a lo que decían.

-Mi buen Dios, -dijo uno de los gatos, sin darse cuenta de la presencia del león-, ¡Hemos rezado toda la tarde! ¡Hemos pedido que lluevan ratones del cielo!

-Y, hasta ahora, ¡no ha pasado nada! -dijo otro-. ¿Será que el Señor no existe?

El cielo permaneció mudo. Y los gatos perdieron la fe.

El león se levantó y siguió su camino pensando: «Hay que ver lo que son las cosas. Yo iba a matar a estos animales cuando Dios me lo impidió. Y, sin embargo, ellos han dejado de creer en la Gracia Divina: estaban tan preocupados por lo que les faltaba que no repararon en la protección que recibían».

¿Te ha resonado esta historia?… ¿Te has sentido identificado?… ¿Que papel era el tuyo…el león o los gatos?…

¡Cuantas veces no nos pasa que estamos tan preocupados por lo que no tenemos  y lo infelices que nos hace!…  que nos olvidamos de esas cosas buenas que sí tenemos y que son las que nos mantienen enfocados y nos dan fuerzas para seguir en el camino.  Nos han educado desde pequeñitos  para que nos enfoquemos en nuestras debilidades y las mejoremos dejando de lado nuestras fortalezas como si estas no tuvieran valor o mérito.

Sin embargo, un dato curioso y demostrado… las personas de más éxito en el mundo entero tienen en común que se enfocan en sus fortalezas y controlan sus debilidades y las van puliendo una por una, y poco a poco las van pasando del “debe” al “haber”.  Es por eso que para tu éxito personal es de gran importancia conocer el peso que le das a cada una de ellas en tu vida.

¿Y como podemos hacerlo?… La clave para poner a tu servicio tus  “Fortalezas y Debilidades” está en enfocarte en aquello en lo que eres realmente bueno/a; ese talento que te hace diferente y dedicar mucho tiempo en seguir beneficiándote de esa fortaleza, aplicándola a tus diferentes entornos y circunstancias,  y dejar de poner foco consciente en  tus debilidades  para poco a poco ir abordando cómo puedes relacionarte con ellas. Puedes hacer una lista de esas debilidades a modo de plan de acción y mejora  e ir enfrentándolas una por una (en ocasiones desde tu mejora y aprendizaje y en ocasiones desde opciones mas creativas fuera de ti).

Muchas veces, no nos preocupamos de hacer un profundo auto análisis de cuales con unas y otras. Algunas personas, tienen la tendencia a enfocarse en sus virtudes, pero cuando caen en un fracaso por causa de una debilidad a la cual nunca le prestaron atención, su frustración es casi inmediata.

 

Voy a compartir contigo un método sencillo que quizás pueda ayudarte a trabajar estos aspectos, especialmente porque lo que a veces tú ves como una debilidad puede que ser una fortaleza y viceversa.

  1. Escribe en una hoja, con tu nombre, tus fortalezas (izquierda) y tus debilidades (derecha) separadas en 2 columnas, y en cada caso cuestiónate con preguntas cada uno de los apuntes que hagas:
    1. ¿para que soy bueno?
    2. ¿Qué hago que realmente me guste y destaque de los demás?
    3. ¿Qué me desagrada?
    4. ¿Qué me hace sentir mal? ¿a que le tienes miedo?
  2. Repite el mismo proceso anterior pero vas a pedirle a un mínimo de 3 personas de tu entorno que te conozcan muy bien que te describa y te cuente como te ve, cuáles cree que son tus fortalezas y cuales tus debilidades. Es muy importante tener otros mapas del mismo territorio.

De esta forma tendrás al menos 3 análisis que te permitan comparar tu propia percepción con la percepción externa y de las coincidencias en las fortalezas vas a poder identificar los pilares básicos para tu éxito. ¿Te vas a poner a trabajar en ello ya?

Es un ejercicio que solo requiere de tu parte 3 comportamientos básicos:

  • compromiso firme contigo misma/o para mejorar continuamente
  • valentía y coraje para recibir esas miradas de otros que no conoces
  • honestidad para analizar los resultados y tomar acció

Estoy segura de que si aplicas este método al aspecto de tu vida que quieras mejorar descubrirás que tienes mas recursos de los que pensabas y que lo que es un aliado en un aspecto de tu vida puede serlo también en otro si lo extrapolas de forma consciente y con foco en el resultado.

Y si eres directivo o empresario y tienes equipos de personas a tu cargo este simple ejercicio puede ser una herramienta muy valiosa para usar con tus colaboradores si realmente apuestas por su desarrollo personal y profesional.

¿Te animas a probarlo?….